Inicio



Dr. Eduardo Báez Macías

Eduardo Báez Macías ha desarrollado un profundo y amplio trabajo de investigación sobre la historia del arte en México, a través de una visión universal que no se cierra a una época, región o manifestación, sino establece sus nexos, relaciones e influencias. Merced a sus pesquisas y su ingente labor de sistematización documental, ha hecho más localizable la producción artística de los últimos tiempos del periodo virreinal y del México independiente, a la vez que fomenta la conservación de la misma. Los acervos de la Escuela Nacional de Artes Plásticas, la Facultad de Arquitectura, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Archivo General de la Nación (AGN) se han beneficiado enormemente de la importancia y gran utilidad que tiene el trabajo de este académico notable.

Nació en la Ciudad de México, el 5 de abril de 1931. Llevó a cabo sus estudios de licenciatura y posgrado en la Universidad Nacional Autónoma de México, donde obtuvo, en 1958, el título de Licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho. Más adelante, en 1966, recibió el grado de Maestro en Historia con mención honorífica, y el de Doctor en Historia en 2002, ambos por la Facultad de Filosofía y Letras. Su tesis doctoral también fue distinguida con la “Medalla Alfonso Caso”.

El conocimiento que se tiene actualmente sobre la Academia de San Carlos se debe en gran medida a su paciente y pertinaz labor de indagación. Desde 1971 el doctor Báez se ha dado a la tarea de revisar, ordenar y paleografiar cada uno de los documentos que integran el vasto archivo histórico de este recinto, que en la actualidad forma parte de la Universidad Nacional Autónoma de México. Su profundo conocimiento de la Institución y sus colecciones, lo convierten en el curador por derecho de dibujos, óleos, yesos, medallas y grabados.

Entre otros, ha recibido los reconocimientos como Catedrático, nivel 1, en 1998; al mérito académico por los 50 años de ininterrumpida labor universitaria, en 2010; la distinción otorgada por el Prepósito General de la Orden del Carmen Descalzo, desde Roma, en 2002, por sus contribuciones al conocimiento del legado artístico de dicha congregación religiosa; es también miembro de la Academia Mexicana de Historia y Geografía desde 1986; y asesor del Boletín de la Dirección General de Monumentos Históricos del INAH, desde 2004.